Firma por la libertad para Sandai

Historia de Sandai

Sandai nació en cautiverio en 1993, en Colonia, Alemania. Allí vivió sus diez primeros años de vida, hasta que fue trasladado al otro zoológico “La Palmyre” en Francia, lugar en donde intentaron cruzarlo con una hembra orangután. Finalmente, tras años de intentos fallidos, Sandai una vez más fue reubicado en otro zoológico:

es así como llegó hasta el “Buin Zoo”, en Chile, donde se convirtió en el primer orangután de Borneo exhibido en nuestro país.

La llegada de Sandai a Chile se enmarcó dentro del Programa de Cría y Manejo para la Conservación del Orangután de la Asociación Europea de Zoológicos (EAZA). A través de este programa, se han reubicado a más de 300 orangutanes en todo el mundo, en un intento por sensibilizar a la población sobre la desaparición de esta especie, que debido a la destrucción de su hábitat, ocurriría en tan sólo 30 años.exhibido en nuestro país.

Sin embargo, este programa no pretende conservar a los orangutanes en su hábitat natural, sino que a través de su exhibición en zoológicos, con el fin de "educar" (y "entreter") a costa de su libertad.

A pesar de que los orangutanes son más solitarios que otros primates, aun así son animales capaces de crear vínculos afectivos y sociales con otros seres de su misma especie.También disfrutan escalando árboles a más de mil metros de altura y desplazándose a grandes distancias. Sandai, como tantos otros grandes simios encerrados en zoológicos, jamás ha podido sentir estas experiencias.

Por ese motivo existen lugares donde se resguardan orangutanes, y que se centran en su rescate, recuperación y protección, como lo son los Santuarios de la red del Proyecto Gran Simio, ubicados en Brasil.